Medicina estética

Neuromodulador (arrugas de expresión)

Inicio » Nuestros tratamientos » Medicina Estética » Neuromodulador (arrugas de expresión)

¿Qué es Neuromodulador?

La toxina botulínica es una proteína utilizada en la medicina estética para paralizar los músculos faciales y reducir las líneas de expresión. Se ha convertido en el tratamiento de rejuvenecimiento facial número uno en el mundo por sus características mínimamente invasivas y su resultado muy natural.

Según el informe de ISAPS de 2018, este fármaco se confirmó por decimosexto año consecutivo como el tratamiento estético más solicitado en el mundo con más de 6 millones de aplicaciones.

HISTORIA DE LA TOXINA BOTULÍNICA

Esta neurotoxina fue descubierta en 1985 por el el bacteriólogo belga Émile Van Ermengem, profesor en la Universidad de Gante. Se trata de una bacteria encargada de fabricar una proteína que causaba la sustancia neurotóxica más poderosa descubierta hasta aquel momento.

Entre 1920 y 1946 un reconocido grupo de doctores y biólogos demostró que la toxina botulínica tipo A producía un bloqueo en la liberación de la acetilcolina en las neuronas motoras que provoca que el músculo se relaje.

A partir de la década de los 70 se descubrieron efectos de este fármaco en el uso médico como, por ejemplo, en oftalmología para corregir el estrabismo o el blefaropesmasmo (parpadeos o espasmos). En 1990 se empezó a utilizar para tratar patologías neurológicas como la tortícolis espasmódica y ya en el año 2001, en el Reino Unido se comienza a emplear para los tratamientos de sudoración excesiva (hiperhidrosis). En el año 2004 se aprueba también este uso en algunos países como España y también aquí se certifica su uso cosmético con el nombre comercial de Vistabel®.

En 2002 la FDA aprueba su uso cosmético bajo el nombre comercial Botox® Cosmetic. A día de hoy, este fármaco para tratar desórdenes neurológicos se ha aprobado en más de 75 países y más de 40 han aprobado su uso cosmético con lo que este producto sigue revolucionando el mundo de la medicina estética. A día de hoy no buscamos solo quitar la arrugas, sino modificar expresiones negativas, prevenir el envejecimiento y buscar resultados de apariencia natural.

¿Cómo funciona?

El mayor uso de la toxina botulínica es con fines estéticos, resulta ser un excelente anti-envejecimiento que permite eliminar los signos del envejecimiento y garantizar un resultado muy natural. Hay que destacar que en España las aprobadas para uso clínico son la toxina botulínica A y B aunque la más utilizada es la tipo A por su eficacia. La marcas autorizadas por la Agencia Española del Medicamento en nuestro país son:

Vistabel® (Allergan)
Botox® (Allergan)
Azzalure®  (Galderma)
Bocouture® (Merz Aesthetics)

Este medicamento se inyecta normalmente en los músculos del tercio superior de la cara, es decir, puede corregir los siguientes tipos de arrugas:

Arrugas frontales (líneas de expresión de la frente).
Arrugas periorbitarias llamadas comúnmente “patas de gallo”.
Arrugas del entrecejo.

 

EXISTEN DOS TIPOS DE ARRUGAS
1. Dinámicas: Son las arrugas de expresión que se ven cuando realizamos un movimiento facial.
2. Estáticas: Con el paso del tiempo las arrugas dinámicas se vuelven estáticas, es decir, se pueden apreciar en el rostro sin necesidad de realizar un movimiento facial.

 

“El profesional debe valorar el rostro y las gesticulaciones y las líneas de expresión para acordar con el paciente qué arrugas y líneas de expresión se pueden atenuar o paralizar completamente para que el resultado final sea satisfactorio”.

EL TRATAMIENTO

La toxina botulínica es una sustancia producida por una bacteria, el Clostridium Botulinum. El que se usa con fines estéticos se llama Tipo A y se purifica cuidadosamente en el proceso de producción del producto, lo que lo hace absolutamente inocuo para la salud. El tratamiento lo realiza un médico que se especializa en medicina estética, es un tratamiento ambulatorio rápido ya que se realiza en unos 30 minutos. Cada vez es más famoso el baby toxina botulínica, que se usa en dosis muy pequeñas y a modo de prevención.

El procedimiento no es doloroso pero si es necesario, el médico puede decidir aplicar un producto anestésico tópico, crioterapia o frío local para que el paciente no sienta las molestias de los pinchazos. Posteriormente, con agujas muy finas para inyecciones intramusculares (30G), se inyectará botulinum en las áreas a tratar, previamente identificadas por el médico.

Después del procedimiento, solo se deberán seguir estas sencillas recomendaciones:

No duermas hasta que hayan pasado 3 horas de la realización del tratamiento.
Evita la exposición a la luz solar o los rayos UVA.
Evita masajear energéticamente el área tratada durante, al menos, 48 horas, para evitar la migración de toxinas en otras zonas.
Para actuar correctamente, la toxina necesita de 3 a 4 días, por lo que es normal no notar ninguna diferencia al final del tratamiento.

LOS RESULTADOS
Los resultados no son inmediatos, es necesario esperar de 3 a 4 días para que la toxina botulínica tenga efecto y las arrugas estén más relajadas. Los resultados suelen durar de 3 a 4 meses ya que después van desapareciendo progresivamente. Por norma general se repite el procedimiento cada seis meses aunque, en casos, concretos se puede repetir a los cuatro meses”.
VENTAJAS DE LA TOXINA BOTULÍNICA

Las ventajas, en comparación con otras técnicas de rejuvenecimiento, se deben ciertamente al muy bajo porcentaje de contraindicaciones. De hecho, la ISAPS informa que no se han registrado casos particulares de efectos secundarios con la terapia botulínica. En resumen, las ventajas son:

Rejuvenecimiento inmediato del rostro, las líneas de expresión aparecen suavizadas y dan un aspecto fresco a toda la cara.
Los resultados son proporcionales y naturales, se mejoran las características de la cara sin transformarla.
No es una operación quirúrgica, se realiza de forma ambulatoria en un máximo de 30 minutos.
La aplicación es indolora, solo se aplica anestesia ligera para evitar la molestia de las inyecciones.
Es un tratamiento rápido y puede repetirse varias veces a lo largo del tiempo.
También se ocupa de otros problemas, como la hiperhidrosis y la migraña crónica.
CONTRAINDICACIONES

Según la SEME, la toxina botulínica es muy segura ya que se lleva utilizando desde hace más de 20 años en muchas especialidades médicas.

Seguramente, hasta la fecha, una de las principales ventajas del tratamiento botulínico es la ausencia de contraindicaciones particulares. De hecho, la inyección de toxina botulínica no es absolutamente invasiva y los únicos efectos secundarios podrían deberse a reacciones alérgicas, además de la posible presencia de inflamación o infección en el lugar de la inyección.

Los efectos secundarios de esta sustancia suelen ser transitorios, desaparecen con la absorción progresiva de toxinas. La mayoría se debe a una posible diseminación del fármaco en los grupos musculares adyacentes. Algunos pacientes informan que sufren de una migraña leve en las horas posteriores al tratamiento, un trastorno que tiende a desaparecer en poco tiempo. La seguridad de su uso durante el embarazo, la lactancia y la infancia aún no se ha demostrado.

En el campo de la medicina estética,existen dos nuevos tipos de tratamiento con inyección de toxina botulínica:

Nefertiti Lift. Lleva el nombre de la famosa reina egipcia, se utiliza para tratar la flacidez cerca del contorno mandibular y el cuello. Se lleva a cabo a través de micro inyecciones de toxina botulínica en dosis precisas para relajar la musculatura facial y del cuello. Esto provoca la paralización de la contracción del músculo en el tercio inferior de la cara, es decir, en las mejillas y la mandíbula.
Off Label. Este término indica el uso de botulinum fuera de las áreas del tercio superior de la cara. A través de esta técnica es posible intervenir para el tratamiento de las líneas o arrugas nasogenianas o las arrugas en las comisuras de la boca. También permite mejorar la sonrisa gingival. Las aplicaciones Off Label requieren la máxima precaución del médico, un excelente conocimiento de la anatomía y una gran información del paciente.
¿QUIÉN ES EL PACIENTE IDEAL?

Según el informe de la ISAPS (The International Society of Aesthetic Plastic Surgery), los pacientes que se realizan este tipo de tratamiento pertenecen al rango de edad de 35 a 50 años, lo que demuestra cómo el uso de toxina tiende a comenzar una vez que han pasado los 30 años.

A pesar del alto porcentaje de público femenino, en la actualidad está aumentando el número de hombres que recurren a este tratamiento para rejuvenecer su apariencia. De hecho, en Estados Unidos existe el término «Brotox» para referirse a esta neurotoxina aplicada en hombres. 

¿QUÉ DIFERENCIAS EXISTEN ENTRE LAS NECESIDADES DE HOMBRES Y MUJERES?
Las mujeres: la razón principal es sin duda la estética. Las mujeres desean preservar su belleza juvenil, manteniendo la apariencia juvenil y fresca de una cara sin arrugas. Las aplicaciones tienen como objetivo abrir más el ojo, levantar la ceja y rejuvenecer el ojo.
Los hombres: parece que el enfoque del mundo masculino se debe principalmente a los problemas relacionados con la sudoración. En el caso del uso en la cara masculina, el médico debe preservar las características sin alterar la forma de las cejas para evitar la feminización facial.Los músculos de la frente, el entrecejo y perioculares en los hombres son muy potentes. Con la toxina botulínica se relaja la musculatura y se minimizan las patas de gallo y las arrugas del entrecejo.
HIPERHIDROSIS Y BRUXISMO

En los últimos años, el uso de la toxina botulínica se ha extendido para tratar algunos trastornos no estéticos. Sus inyecciones son particularmente necesarias para el tratamiento del bruxismo y la hiperhidrosis.

El bruxismo: Es un trastorno que involucra el rechinamiento involuntario de los dientes durante el sueño. El movimiento involuntario de la mandíbula implica daños en los dientes, el hueso de las mandíbulas y las encías. El tratamiento 2 veces al año ayuda a relajar los músculos ayudando a controlar los movimientos maxilares.
Hiperhidrosis: es una patología crónica caracterizada por una sudoración anormal en una o más zonas del cuerpo. Las inyecciones de este medicamento que se realizan en las manos, los pies o las axilas, inhiben temporalmente la actividad del sudor, limitando el efecto de la sudoración excesiva.
OTROS USOS QUE PUEDE TENER ESTE PRODUCTO

La toxina botulínica no solo se utiliza para fines estéticos, sino que también se usa en otras especialidades médicas para combatir problemas relacionados principalmente con la actividad muscular y endocrina:

Neurología: Han sido tratados con éxito casos de tortícolis, espasmos, calambres, temblores y tics, contracturas y disfunción muscular.
Oftalmología:  Uno de sus primeros usos médicos fue para el tratamiento del estrabismo.
Ortopedia-fisiatría: Se puede utilizar como tratamiento de dolores de cabeza, migrañas, dolor de espalda, síndrome de dolor miofascial, dolor neuropático en la rodilla o el hombro.
Urología: Se utiliza para el tratamiento de la hipertrofia prostática benigna y la incontinencia urinaria.
Gastroenterología: Se usa con éxito para combatir las hemorroides, fisuras anales crónicas, disfunciones del estómago y del conducto biliar.
Dermatología: Se conoce particularmente bien su uso para el tratamiento de la hiperhidrosis, pero también se usa para trastornos salivales. Además, estudios recientes lo consideran válido para combatir el acné y la rosácea.
Alergología: Se ha demostrado útil para combatir la rinitis alérgica.
Cicatrices: Varios estudios médicos demuestran el potencial del fármaco en la prevención y tratamiento de cicatrices hipertróficas y queloides.

QUÉ ES

Neuromodulador para las arrugas de expresión

La toxina botulínica es una proteína utilizada en la medicina estética para paralizar los músculos faciales y reducir las líneas de expresión. El tratamiento lo realiza un médico que se especializa en medicina estética, es un tratamiento ambulatorio rápido ya que se realiza en unos 30 minutos, con agujas muy finas para inyecciones intramusculares (30G), con las que se inyectará botulinum en las áreas a tratar, previamente identificadas por el médico.

Estamos aquí para ayudarte

Horario de apertura

L – V: 9:00 – 13:30
          17:00 – 21:00

Dónde estamos

Calle Mayor, 37

30394 Cartagena (Murcia)

Enlaces Directos

Nuestros servicios
Reserva tu cita
Contacto

Política de privacidad

Síguenos en Instagram